​​​LUNA LLENA EN ESCORPIO


​Hoy tenemos la Luna llena en Escorpio, un momento clímax, donde podemos ver a toda luz situaciones o aspectos en nosotrxs con más claridad. ¿Qué has estado escondiendo o reprimiendo? La energía se ha venido acumulando y es momento de salir a la superficie todos esos deseos y emociones que has estado guardando y que no te atreves a reconocer por ti mismx.

Escorpio representa la muerte, el renacimiento y la regeneración, por lo tanto habla de una muerte psicológica y de reconocer emociones a través de las cuales tenemos que transmutar o purificar para poder liberar toda esa energía densa y elevarla.

Escorpio desea fusionarse, desea compartir en todos los niveles de conciencia, yendo más allá del “yo”(Sol en Tauro) y enfocándose en “nosotrxs” dar y recibir una intensa energía emocional. Esto habla de observarnos en la intimidad, en lo que estamos compartiendo, en revisar nuestras necesidades (Luna) nuestros deseos, por más oscuros que puedas sentirlos y observar y hacer consciente el proceso en el que estas envueltx ¿te sientes cómodx con tu cuerpo? ¿estás viviendo plenamente tu sexualidad? ¿o hay heridas profundas enterradas en la caja del olvido?

Plutón regente moderno de Escorpio, está retrógrado y nos pide mirar hacia dentro para poder sentir y observar esos deseos ocultos, esas emociones densas, dejar de ceder nuestro poder y recuperarlo. Marte regente antiguo de Escorpio nos pide tener el valor para poder purificar o transformar lo que se muestre y reclamar nuestra soberanía, reclamar nuestra sexualidad, nuestra sensualidad y abrirnos a manifestar esta energía de manera creativa.

El proceso puede ser hermoso y difícil, la ayuda que recibimos en este proceso tiene que ver con Neptuno, un planeta que nos habla de sensibilidad y espiritualidad. Así que pierde el miedo, reconoce esas emociones, ábrete a ser vulnerable, purifícate, ríndete al proceso para que puedas reclamar tu poder, tu sexualidad, tus deseos. Abraza tu luz y tu sombra para que la alquimia de Escorpio pueda lograrse.