​MERCURIO RETRÓGRADO EN CÁNCER

​Por Olivia Bojórquez


Una vez más tenemos la retrogradación de Mercurio, esta vez en el signo de Cáncer, pero antes de pasar a los detalles ¿eres de las personas que odian este tránsito? Espero que después de leer este artículo puedas ampliar tu perspectiva sobre este período de retrogradación.

¿QUÉ ES MERCURIO RETRÓGRADO?

Mercurio, es el planeta que rige la mente, con su energía comprendemos nuestra realidad y lo usamos para comunicarnos; se asocia con el pensamiento, la enseñanza y también se relaciona con los viajes y la tecnología. Astronómicamente, desde nuestra perspectiva en la tierra, los planetas se mueven de este a oeste alrededor del Sol y este movimiento es conocido como “movimiento directo” cuando se dice que Mercurio está retrógrado no significa que literalmente vaya hacia atrás, sino que es una ilusión óptica, la principal razón es porque Mercurio orbita a una velocidad diferente alrededor del Sol, más rápida que la Tierra y se crea una percepción de órbita retrógrada siendo esto nada más que un fenómeno visual.

En la Astrología, estudiamos este fenómeno que ocurre de tres a cuatro veces al año y aplicamos el proceso de retrogradación a los temas relacionados con el planeta, es decir, a los procesos de pensamiento, comunicación, tecnología, dispositivos electrónicos y viajes, ya que estos comienzan a funcionar de manera distinta o fallan por completo.

Es importante no temer al período de retrogradación de Mercurio (aunque tiene una mala reputación) y mejor aplicarlo al simbolismo del cual nos habla este proceso de aproximadamente tres semanas. Mercurio retrógrado nos recuerda reducir la velocidad y evaluar donde estamos para ser más productivxs y sacar el provecho en este proceso. Palabras clave son: Revaluar, reorganizar, reestructurar.

Si nos ponemos a observar, generalmente este período de retrogradación se da cerca de la temporada de eclipses o después de eventos astrológicos intensos, esto es para poder integrar y procesar con paciencia todos los cambios que podamos estar viviendo en nuestra vida.

Es recomendable aprovechar este tiempo como una oportunidad para revaluar distintos aspectos de nuestra vida y entenderlas a mayor profundidad; observar que funciona y que no sin dejarnos llevar por el drama sobre el tema.


MERCURIO RETRÓGRADO ES POSITIVO

Cuando Mercurio retrograda, es un momento maravilloso para revisar qué estas haciendo. En lugar de lanzar algo nuevo, es un buen momento para terminar proyectos que ya comenzaste y perfeccionarlos. A veces en estos períodos se nos pueden revelar soluciones e innovaciones donde quizás nos sentimos bloqueadx mucho tiempo.

Los retrógrados son una oportunidad para ir despacio, respirar profundo y cambiar el enfoque hacia dentro. Y claro, necesitas ser paciente en este proceso, ya que pueden surgir situaciones complicadas en torno a los temas de Mercurio. Pero cuando estás abiertx a la energía de Mercurio Rx, esto no tiene que sentirse pesado ni ser algo malo, por el contrario, puede ser como un respiro y dejar que las cosas fluyan y tomen su camino.

Mercurio Rx a veces puede mostrarnos temas que necesitamos arreglar o cambiar por completo. Así que en vez de sentirte frustradx, es mejor cambiar de actitud y verlo como una oportunidad para hacerte consciente de eso que necesitas reconstruir y mejorar.


APROVECHA MERCURIO RETRÓGRADO EN CÁNCER

Con Mercurio retrógrado en el signo del cangrejo, vamos internalizando más profundamente lo que significa el autocuidado y podemos ponernos más sensibles y subjetivxs. Es importante que te permitas sentirte vulnerable y que puedas procesar todas las emociones que se puedan estar moviendo durante el proceso de retrogradación.

Mercurio en Cáncer crea una conexión intuitiva y conecta con el arquetipo de la Madre, por lo que podemos enfocar nuestra energía en alimentar e inspirar nuestro corazón y nuestras ideas. Quizás surjan algunos recuerdos de la infancia, o algunas memorias del pasado que nos puedan poner un poco melancólicxs.

Como Cáncer rige la familia, el foco puede ponerse en el significado de hogar, nuestras raíces y nuestra base emocional. Surgiendo un anhelo de conexión más profunda con personas verdaderas y cercanas. Considera la posibilidad de empatizar y abrirte a hablar sobre tus emociones, ve hacia dentro, en las aguas de tu mundo interior. Explora las situaciones desde una perspectiva diferente, encuentra las sincronías y presta atención a las señales. Recuerda, piensa antes de hablar.